domingo, 29 de enero de 2017

Mousse de Frambuesas

 

Ingredientes:

  • 3 1/2 tazas frambuesas frescas
  • 2 cditas grenetina
  • 3 cdas agua fría
  • 1 1/2 taza crema de leche
  • 340 gr queso crema, suavizado
  • 2 1/4 tazas de azúcar glass
  • 1 cdita extracto vainilla
  • Colorante rojo, opcional
  • Corteza
  • 1 taza migas de galleta María
  • 2 cdas azúcar
  • 1/4 taza mantequilla derretida
  • Decoración (opcional)
  • 3/4 taza crema de leche
  • 2 cdas azúcar granulada
  • 10-20 frambuesas frescas
  • Hojas de menta

Preparación Para la mousse de frambuesas


Licua las frambuesas hasta hacer un puré. Reserve
Vierta 3 cdas de agua en un recipiente apto para microondas pequeño, espolvorear la grenetina sobre el agua de manera uniforme a continuación, dejar reposar 5 minutos, luego derrita en microondas 30 seg.
 

En un bol bata la crema de leche muy fría a velocidad alta hasta que se formen picos suaves. Añadir el azúcar en polvo 1/4 taza y batir hasta integrar. Reserva en un bol aparte.
 

En la batidora mezclar el queso crema y 2 tazas de azúcar en polvo hasta que se mezclen. Añadir la vainilla y el colorante rojo y mezclar hasta que se integre luego aumentar a gran velocidad y batir hasta que esté suave y esponjoso alrededor de 2 minutos.

Mezclar el puré de frambuesa y añadir en la mezcla tibia de grenetina derretida y mezclar hasta que esté bien combinado. Integrar 1/3 de la mezcla de crema batida, a continuación, añadir restante integrando muy bien hasta que se mezclen. 

Refrigere unos minutos mientras se prepara la capa de la corteza
Para la corteza y montaje:
 

En un bol mezcle migas de galleta y el azúcar. Vierta la mantequilla y usando un tenedor, revuelva hasta que esté bien humedecido. Divida la mezcla entre 10 copas de postre y presione ligeramente en una capa uniforme.
 

Meter la crema que está en el refrigerador en una manga pastelera y verter sobre cada copa. Para decorar montar crema de leche con azúcar, hacer una espiral en cada copa y coronar con una cereza y menta.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Frambuesa





Esta fruta nativa de Europa, sobre todo del norte de Asia, llamada Rubus idaeus, tiene como nombre común y muy conocido por la sociedad como “frambuesa”.
 

La planta de la frambuesa es un arbusto perenne que mide entre 1,5 y 2,5 milímetros de altura. Crece con frecuencia en los bosques o en las praderas, sobre todo donde el fuego ha dejado algún espacio abierto para que pueda medrar. Esta planta es de muy fácil para cultivarse y por lo general se va expandiendo, a menos que se la controle y se la pode con cierta frecuencia. 

Por lo general crece en suelos profundos y ácidos, los calcáreos desarrollan clorosis.
El fruto tiene el mismo nombre que la planta, y radica en una polidupa que tiene sabor muy fuerte y muy dulce.
 

La frambuesa madura por lo general a finales del verano o al principio de otoño.
Es una fruta muy parecida a la zarzamora pero mucho más pequeña y blanda.
 

Existen dos tipos de frambuesa; la frambuesa azul y la frambuesa negra que son originarias del continente americano.
En Asia hay muchas variedades de frambuesas, más de ciento ochenta tipos que todavía no han sido catalogadas.
 

En la actualidad existen dos clases de Rubus ideaus, una es americana y otra es occidental, de ambas se obtuvieron distintas variedades para poder mejorar la producción de los frutos que llegan a ser dos cosechas por año, una en la floración de primavera y otra en estival.
 

La frambuesa amarilla es una de las que más se adapta a zonas húmedas, crece generalmente en los campos, en las zonas pantanosas, en los bosques claros, etc. Se la consume se manera habitual en los países escandinavos en donde se presentan tres variedades;

  • Goldie
  • Amber
  • Fallgold

Las propiedades de la frambuesa


Las frutas poseen muchos nutrientes, entre ellos podemos encontrar el ácido elagico, que es una sustancia que puede ser muy buena para la quimio prevención de algunos tipos de cáncer.
 

Las frambuesas más oscuras, o sea las negras y las azules, poseen una cantidad considerable de antocianina, al igual que el ácido elagico, y un biofenol que se emplea contra los radicales del oxígeno, que son los que desarrollan la degeneración de las células y también de los órganos en los mamíferos.
 

Las frambuesas poseen vitamina C y compuestos fenólicos que se encuentran presentes sobre todo en las frambuesas rojas.
Los compuestos que son polifenolicos de las semillas de las frambuesas poseen efectos antioxidantes in vitro, pero no poseen efectos antioxidantes demostrados en las personas.
 

A pesar de que las cetonas de frambuesa que podemos encontrar en los aceites de semillas que se suelen comercializar como alimentos que sirven para bajar de peso, pero cabe aclarar que no existen evidencias clínicas en los seres humanos sobre estos efectos.
 

Los usos tradicionales que le han dado a esta fruta son generalmente para tratar problemas de salud relacionados con el organismo humano.
 

En la medicina tradicional de China se utiliza para depurar los riñones y el hígado.
 

Ingerir este producto también ayuda a limpiar las vías urinarias y elimina las toxinas del hígado y las que se encuentran en la sangre.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Pastel de frambuesas con glaseado de queso


Receta de pastel o bizcocho de frambuesas y yogur decorado con glaseado de queso crema, un postre con fruta sencillo elaborado en el horno.

Ingredientes (10-12 porciones):

300 gr. de harina
2 cucharaditas de levadura química (polvo para hornear)
125 gr. de mantequilla
225 gr. de azúcar
la ralladura de un limón
1/2 cucharada de aroma de vainilla
2 huevos grandes (a temperatura ambiente)
1 yogur natural (125 gr)
200 gr. de frambuesas
unas hojas de menta para decorar
Para el glaseado:
50 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)
125 gr. de queso crema frío
300 gr. de azúcar glas

Elaboración de la receta de Pastel de frambuesas con glaseado de queso:

 1. Coloca las frambuesas (200 gr) en un bol, añade 2 cucharadas de harina y mezcla. Reserva.

2. Pon en un bol el resto de la harina, una pizca de sal y la levadura química. Mezcla todo.

3. Pon en otro recipiente la mantequilla (a temperatura ambiente) y el azúcar y mézclalos. Añade la ralladura de limón y el aroma de vainilla y sigue mezclando. Añade los huevos de uno en uno mientras sigues batiendo. Añade esta mezcla al bol de la harina y agrega el yogur. Bate todo bien hasta tener una masa homogénea.

4. Unta con un poco de mantequilla y harina un molde rectangular. Vierte un tercio de la masa y a continuación añade la mitad de las frambuesas con harina. Vierte otro tercio de masa y añade el resto de las frambuesas. Para finalizar, cubre con la masa restante.

5. Hornea el pastel con el horno precalentado a 180ºC durante 60 minutos aproximadamente, hasta que el pastel esté hecho (Si ves que la superficie se está haciendo demasiado, puedes taparla con papel de aluminio). Saca del horno y deja reposar unos 15 minutos. Desmolda y déjalo enfriar por completo sobre una rejilla metálica.

6. Para preparar el glaseado de queso crema, pon en un bol el azúcar glas y la mantequilla (a temperatura ambiente) y bátelos hasta que queden bien mezclados. Añade todo el queso crema y sigue batiendo durante unos minutos hasta obtener un glaseado ligero y esponjoso.

7. Vierte el glaseado sobre el pastel hasta cubrirlo. Decora con unas frambuesas y unas hojas de menta y déjalo reposar como mínimo 10 minutos antes de servir.
Consejo:

8. Para saber si el pastel ha terminado de hornearse, introduce la punta de un cuchillo. Si sale limpio, está bien horneado, pero si sale algo manchado, debes dejarlo unos minutos más.

Consejo:

Para saber si el pastel ha terminado de hornearse, introduce la punta de un cuchillo. Si sale limpio, está bien horneado, pero si sale algo manchado, debes dejarlo unos minutos más.